Lamentable liderazgo español en residuos electrónicos

Según un informe de Eurostat, organismo dependiente de la Unión Europea, el 75% de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que se generan en España no se gestionan de forma adecuada. Es decir, que solo reciclamos correctamente 1 de cada 4 casos, frente al 35% que de media reciclan correctamente el resto de países del entrono europeo.

basura-electronica

La situación resulta en un claro deterioro del medio ambiente, además de las posibles consecuencia sobre la salud de las personas.

El cargo para reciclaje en los precios

No podemos olvidar que en España existe un cargo sobre los precios de aparatos electrónicos basado precisamente en la necesidad de su reciclaje posterior. Es decir, en cada compra ya estamos pagando ese coste, que si no se realiza implica por tanto un beneficio extra (fraudulento). El informe acusa a España de no usar correctamente el 80% de ese dinero, es decir, que solo 1 de cada 5 euros que deberían invertirse en reciclado llegan realmente a cumplir tal misión.

Están por tanto los consumidores abonando un servicio que no llega a realizarse en la mayor parte de los casos, con lo que implica de deterioro económico y media ambiental.

Los datos de reciclaje en España

De acuerdo con los datos de Eurostat, en España se casi 1.000.000 de toneladas de residuos electrónicos al año, de las que más de 750.000 son aptas para el reciclaje. Y pese a que claramente se señala en la Ley sobre el tratamiento de estos residuos que sin duda don los fabricantes los responsables del correcto reciclaje de la tecnología que producen, se calcula que más de 500.000 toneladas de chatarra electrónica no se reciclan correctamente.

En la mayor parte de los casos señala el informe que este tipo de residuos no tratados se abandonan en vertederos ilegales con el fin de disimular el fraude de ley. Con el añadido posterior de que tales residuos en ningún caso reciben ningún tipo de tratamiento adecuado y además suelen ser exportados ilegalmente a países terceros o como máximo se les extraen componentes que aun tengan valor económico y se abandona el resto.

Datos personales

A todos estos problemas señalados por Eurostat hay que añadir el hecho indudable de que muchos de estos aparados electrónicos llevan en su interior información de valor empresarial y en muchos casos datos personales sujetos al cumplimiento normativo de la Ley de Protección de Datos (LOPD).  Es obvio que si nadie durante todo el proceso se ha preocupado de un correcto reciclaje, mucho menos habrá garantizado que todo dato personal ha sido borrado.

En resumen, que esta situación provoca daños al medio ambiente, lesiona el derecho a la intimidad de las personas y pone en peligro información sensible de la empresa. ¿De verdad merece la pena correr este riesgo? Luego cuando llegan los problemas nos acordamos al estilo del refranero español “de Santa Bárbara cuando truena”.

No arriesgues tu negocio por una sanción de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) o de las autoridades de medio ambiente. Contacta con ByeFile y encontrarás un método profesional, seguro y garantizado para reciclar correctamente tus residuos electrónicos.



Deja un comentario