fbpx

Riesgos al mínimo en la protección de datos de empresas con la destrucción certificada de archivos

Un descuido puede ser más que suficiente para que se filtre información confidencial de la empresa, de clientes o proveedores. Imagina que, tras haber usado la trituradora, los papeles resultantes se tiran al contenedor. E incluso junto a algunos documentos sin triturar debido a la falta de tiempo para pasarlos por la destructora. Para alguien interesado en obtener datos personales manejados por la empresa no sería nada difícil conseguirlos de la basura. Más si se tiene en cuenta que con la trituradora muchas partes del documento quedan legibles. Esta situación tan solo es una de las tantas que pueden ocasionar brechas de seguridad en las compañías. La solución ante estos riesgos en la protección de datos de empresas es la destrucción certificada de archivos. Una medida de Compliance segura, económica y rápida que minimiza los peligros al máximo.

No esperes a tener un problema, puede ser demasiado tarde

La fuga de información confidencial es el primer paso hacia una crisis en la empresa. Para empezar, es posible que haya que hacer frente a demandas por incumplimiento en la protección de datos. Al no haber adoptado en su momento todas las medidas pertinentes para evitarlo, seguramente se multe a la empresa. Con estos escándalos, los clientes perderán confianza en la marca y disminuirá significativamente su credibilidad. Con estos problemas, una compañía bien posicionada en el mercado puede perder la cuota ganada y a gran parte de su público. Una cadena de problemas que acaban en una crisis de reputación y económica nada fácil de resolver.

Aunque puedan parecer riesgos improbables, lo cierto es que en el día a día podrían producirse fácilmente. Dejar documentación confidencial en lugares visibles como en los vehículos de empresa o en los mostradores de atención al público. Perder un archivo en una cafetería o acumular los documentos en una estancia de la sede son circunstancias frecuentes. Esperar a tener un problema para establecer un correcto protocolo de protección de datos en empresas no es lo más astuto ni económico.

Máxima seguridad, mayor valor para la empresa

Cuando una empresa incorpora servicios de destrucción documental está otorgando la máxima seguridad a los datos personales. Una vez terminado su tratamiento, los documentos se echan a un depósito seguro sin posibilidad de sacarlos hasta su destrucción final. ByeFile otorga a sus clientes contenedores de aluminio con cierre de seguridad. Esta protección de datos de empresas continúa con el traslado, para los que empleamos vehículos cerrados. En nuestra planta, todo el proceso está videovigilado y la destrucción de los archivos se realiza de la forma más inmediata posible. Acto seguido, entregamos un certificado a la compañía que acredita que la destrucción fue realizada correctamente.

Todo este procedimiento, incluyendo la confección de un presupuesto personalizado, es completado rápidamente por ByeFile. Esta rapidez también ayuda a minimizar cualquier riesgo de que la información confidencial se filtre o sea robada. Por lo que la empresa podrá transmitir a sus clientes y proveedores que cuenta con la máxima protección en el tratamiento de sus datos personales. A día de hoy, esta seguridad es valorada enormemente dado el gran número de casos de filtración producidos en los últimos años. No esperes más e infórmate de nuestros precios sin compromiso. Atendemos gratuitamente en el teléfono 900 670 006 o a través de nuestro formulario online.



1 comentario

Deja una respuesta

WhatsApp Le atendemos por Whatsapp