fbpx

Mejora del protocolo de protección de datos en PYMES de forma económica, rápida y segura

En 2018, el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) comenzó a ser de aplicación obligatoria. Desde entonces, las pequeñas y medianas empresas han prestado más atención a esta materia. No obstante, muchas carecen de un protocolo que permita reducir al máximo los riesgos y evitar poner en peligro el negocio. También hay empresas que sí lo tienen incorporado, pero de forma incompleta o inadecuada. El protocolo de protección de datos en PYMES debe contemplar la información en todos sus formatos. Un aspecto a menudo olvidado y que resulta fácil de cubrir a través de la destrucción certificada de archivos.

Documentación confidencial segura al momento

Uno de los principales errores a la hora de cumplir con la protección de datos es permitir que los empleados dejen el papeleo en sus mesas o en cualquier lugar de la oficina. Cuando ya no son útiles y se ha utilizado la información, se tiende a olvidarse de su protección. De esta forma, están a la vista de cualquiera y puede que acaben en las manos equivocadas. Un fallo muy grave que se repite frecuentemente en los protocolos de protección de datos en PYMES.

La mejor solución es contar con un contenedor blindado en el lugar de trabajo. Ahí podrán echarse estos documentos en cualquier momento, a lo largo de cada jornada. Es una medida muy sencilla de cumplir y de comprender por parte de los trabajadores. Así, cuando el documento es inservible para la empresa, se desecha en un lugar seguro al instante. Los empleados también tomarán conciencia de la importancia de proteger la documentación confidencial impresa. Y con ello, se sentirán más implicados en el cumplimiento de esta labor tan importante.

Estos contenedores, que marcan una significativa diferencia en protección de datos en PYMES, son proporcionados por ByeFile. Todos ellos tienen cerradura de seguridad y diferente capacidad en función del volumen documental de cada empresa. Tras realizar la contratación correspondiente, nuestros operarios trasladan el contenedor a la localización que el cliente desea. Además, asesoramos para escoger el servicio que mejor vaya adaptarse a su empresa, prestando una atención individualizada. Para todo ello, actuamos bajo la mayor brevedad posible. Nos comprometemos a mandar presupuesto personalizado en menos de 2 horas.

Documentación confidencial destruida sin posibilidad de reconstrucción

Cuando los contenedores se llenan, ByeFile realiza el paso definitivo para asegurar la protección de los datos personales contenidos en la documentación impresa. Recogemos los contenedores y los trasladamos en vehículos cerrados hasta nuestra planta de destrucción. Allí, se destruyen todos los archivos hasta que quedan reducidos a pedazos ilegibles. De esta manera, garantizamos que los datos no puedan ser robados ni el documento reconstruido.

En 12 años, hemos ayudado a más de 4.000 empresas a proteger su información confidencial, la de sus clientes y proveedores. Entre ellas, a muchas pequeñas y medianas empresas. ByeFile es un eslabón esencial en el protocolo de protección de datos en PYMES. Para más información, atendemos durante 12 horas al día a través de nuestro teléfono gratuito 900 670 006. Igualmente, disponemos de un formulario online. No dudes en escribirnos, te informaremos sin ningún compromiso.



Deja una respuesta

WhatsApp Le atendemos por Whatsapp