fbpx

Máxima protección de datos en centros educativos gracias a la destrucción documental

Los centros educativos, tanto públicos como privados, precisan de una gran cantidad de datos personales para funcionar. Por eso, además de cumplir con el derecho fundamental a la educación, deben asegurar otro derecho fundamental: la protección de datos. A grandes rasgos, los centros educativos disponen de datos relativos al propio centro, proveedores, profesorado, alumnado y sus familiares. Por si este volumen fuera poco, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) tiene incluida en sus líneas prioritarias la protección al menor. Lo que supone prestar especial atención a los datos personales de los estudiantes menores de edad. Para lograr la máxima protección de estos datos en centros educativos es esencial eliminar la documentación confidencial al 100%. Un objetivo que solo puede lograrse a través de la destrucción certificada de archivos.

ByeFile, el gestor documental para tu centro educativo

Tanto para la actividad diaria, como para el archivo histórico, ByeFile será un aliado en la gestión documental del centro educativo. Nuestra corporación es consciente de la sensibilidad de los datos educativos e incluso sobre los que debe tenerse especial cuidado. Es el caso de datos relativos a ideología, religión, salud o afiliación sindical, presentes en gran medida en centros formativos. Por eso, aportamos al centro educativo las herramientas y procedimientos necesarios para tener la máxima protección de datos.

El equipo directivo, docente y administrativo podrá despreocuparse de la documentación confidencial tras finalizar con su tratamiento. Dotaremos al centro de contenedores blindados donde irá guardándose el papeleo inservible. Cuando se llenen, tan solo hay que avisar a ByeFile y nuestros operarios los recogerán rápidamente. Para garantizar esta máxima protección de datos en centros educativos, el traslado de los contenedores a nuestra planta se efectúa en vehículos cerrados.

Finalmente, los documentos se destruirán a pedazos minúsculos, ilegibles e irreconstruibles. Documentos que estarán en todo momento en manos del personal de ByeFile para su destrucción. Nuestras instalaciones están protegidas con sistema de videovigilancia y control de acceso. Para completar la máxima protección de datos en centros educativos, emitimos un certificado al finalizar la destrucción. De esta forma, aseguramos al centro que todos los archivos se eliminaron sin incidencias. Y, por tanto, que los datos personales se resguardaron correctamente.

Riesgos al mínimo con nuestra destrucción de documentos

Gracias a todo este procedimiento, los archivos con información confidencial se destruyen rápidamente y con las máximas garantías. Se guardan en un lugar altamente seguro como es nuestro contenedor, evitando su exposición a terceros. Así, se minimizan riesgos tan graves como la fuga de información o el robo de datos. Lo que permitirá que los datos de tu comunidad educativa estén seguros.

Si quieres saber más acerca de cómo conseguimos la máxima protección de datos en centros educativos, contacta con nuestro equipo. Te atenderemos y resolveremos tus dudas sin ningún compromiso. Llámanos al teléfono gratuito 900 670 006 o rellena nuestro formulario online.



Deja una respuesta

WhatsApp Le atendemos por Whatsapp