fbpx

¿Y si ayudamos a niños enfermos de cáncer? La bonita historia de Fundación Olivares

ÍNDICE

1) Fundación Olivares. Alma, Magia y Corazón por los niños enfermos de cáncer

2) La importante labor de Fundación Olivares en la sociedad

3) #ColeSolidario, una campaña de reciclaje de libros escolares a beneficio de la Fundación Olivares

4) ¿Cómo ayuda ByeFile con su destrucción certificada de documentos a asociaciones como Fundación Olivares?

1) Fundación Olivares. Alma, Magia y Corazón por los niños enfermos de cáncer

Yo era el presidente del Centro Histórico de Málaga. En aquel momento estaba medio peleándome, que no me peleaba porque lo quiero mucho, con nuestro querido alcalde de la ciudad para la peatonalización de Calle Larios. Sonó el teléfono, me dijeron que me marchara al Materno Infantil. Mi hijo tenía fiebre, tenía una petequia y no volví a salir del hospital hasta 365 días después. Yo en aquel momento decía, “bueno, si esto no le ha tocado a ninguno de mis amigos, ¿cómo me está ocurriendo a mí?” Le puede ocurrir a cualquiera. El cáncer infantil es una realidad. Este fue el primer contacto de Andrés Olivares con la enfermedad de su hijo Luis. Tras un largo año de lucha contra la leucemia, el gran corazón de Luis dejó de latir y dejó en manos de su padre un hermoso sueño por cumplir.

— Papá, ¿y si ayudamos a niños enfermos como yo?

A mí me pareció una idea preciosa. Realmente cambió mi vida de la noche a la mañana. De la materia, pasé al mundo del ser. Al mundo del dar, de la generosidad y de la solidaridad. Pese a las ganas inmensas de sacar el proyecto adelante y hacer realidad el deseo de su hijo, Andrés Olivares se encontró con un complicado proceso de burocracia. De entre todo el papeleo que tuvo que tramitar, recuerda especialmente uno: las últimas voluntades de su hijo. También se acuerda de sí mismo, en su despacho, preguntándole a su hijo desde el cielo cómo tenía que hacer todo esto. En mayo de 2010, después de un año y tres meses, nació la Fundación Olivares. Andrés lo había conseguido. Fue tan solo el primero de los muchos pasos que daría por los niños con cáncer y sus familias.

Movido por un amor incondicional, Andrés Olivares no ha dejado ni un momento de trabajar por mejorar la vida de estos niños y de sus seres queridos. Amar incondicionalmente es el mayor aprendizaje que obtuvo de la dura experiencia de enfermedad de su hijo. Todo el mundo dice te quiero, muy poca gente dice te amo, pero a lo largo de mi vida casi a nadie me he encontrado que ame desde la incondicionalidad. El ser humano lo condiciona absolutamente todo y cuando hay condición hay necesidad, hay carencia, hay ego. No hay verdad, no hay pureza. Ese fue el gran legado que mi hijo me dejó: ama incondicionalmente.

En estos diez años de funcionamiento de la Fundación Olivares, Andrés ha coincidido con muchas personas que no querían aceptar la realidad del cáncer infantil. Personas que no querían acercarse a este mundo por miedo a la muerte de un niño. Daban la espalda al cáncer infantil. Por eso, uno de los principales objetivos de la Fundación Olivares es ser un altavoz de conciencia. Conseguir llegar y tocar el corazón de la gente. Porque, precisamente, el corazón es uno de los motores de la fundación junto al alma y a la magia. Todo lo que hacemos lo hacemos desde el alma con un corazón tan inmenso como el corazón que preside nuestro logotipo. Con esos dos elementos, se produce algo maravilloso, que es la magia de la vida. Estos principios han constituido el lema de la fundación: Alma, Magia y Corazón.

2) La importante labor de Fundación Olivares en la sociedad

Actualmente, una década después desde su creación, la Fundación Olivares ofrece multitud de servicios a los niños que padecen cáncer: Fisioterapia, Nutrición, Logopedia, Psicología, Terapias Cuerpo-Mente, Trabajo Social, Apoyo Escolar, Atención Domiciliaria, la Escuela de Música y Talleres Lúdicos. A todas estas prestaciones hay que sumar la atención en la Unidad de Crónicos Complejos del Hospital Materno Infantil de Málaga. Aunque debido a la COVID-19, permanece suspendida de momento. Este servicio es muy significativo para la Fundación Olivares, ya que tal y como cuenta Andrés son niños con una enfermedad crónica que, en muchos casos, terminan en un proceso de paliativos y marchándose a ese lugar tan bonito que es el jardín de la infancia del más allá.

Fisioterapia Fundación Olivares ByeFile

Los voluntarios, ni ningún miembro de la fundación, pueden acceder a la cuarta planta de Oncología del Materno Infantil. Esta es una de las principales consecuencias que están viviendo desde la asociación a causa de la pandemia. Al igual que ha sucedido en muchos sectores, la Fundación Olivares ha tenido que implantar el teletrabajo y adaptar su actividad presencial para garantizar la seguridad y salud de los niños enfermos. Por suerte, con el inicio de la denominada nueva normalidad, pudieron volver a sus instalaciones, situadas en el Edificio La Noria, y recuperar buena parte de sus servicios. Andrés admite que no está siendo fácil porque nosotros abrazamos mucho. Tocamos mucho, nos hacemos muy presentes en el contacto. Con la pandemia ha sido realmente complicado. Estamos a la espera de que en algún momento nos vuelvan a autorizar el acceso al hospital para seguir haciendo lo que más nos gusta: abrazar a nuestros niños y niñas.

Más allá de dotar al proceso oncológico de esta parte más humana y afectiva, la Fundación Olivares también tiende la mano a toda familia que lo necesite. Nuestras familias tienen necesidades, sobre todo, a nivel material. Aquí hemos dado de comer a familias, nos hemos hecho cargo de entierros de niños o hemos pagado desplazamientos a otras ciudades, tenemos un piso de acogida para familias que vienen de fuera.

3) #ColeSolidario, una campaña de reciclaje de libros escolares a beneficio de la Fundación Olivares

Con el inicio de este curso escolar 2020-2021, la Fundación Olivares y ByeFile decidieron emprender juntos una iniciativa solidaria para recaudar fondos para la asociación. Esta campaña, llamada #ColeSolidario, se basa en recoger libros escolares usados de los centros educativos de la provincia de Málaga y reciclarlos. Así, la donación obtenida mediante este reciclaje se destinará íntegramente a la Fundación Olivares. Dada la especialización de ByeFile en la destrucción certificada de documentación confidencial, además del reciclaje también nos hacemos cargo de eliminar archivos que contengan datos personales de los escolares de la provincia.

Andrés Olivares considera que se trata de una campaña preciosa, sobre todo en estos momentos de pandemia donde parece que todo se para. Pues no, no todo se para. Gracias a una empresa preciosa a la que queremos mucho y que nos quiere también mucho, ByeFile. Hace unos años apareció en nuestra vida y ahora vuelve a aparecer. Que ByeFile se ponga en contacto con nosotros y nazca de su corazón el querer colaborar con niños enfermos de cáncer es ya un regalo en sí. Con #ColeSolidario también queremos contribuir a dar una mayor visibilidad a la Fundación Olivares. A día de hoy, ya se han unido más de 25 colegios e institutos de Málaga, lo que está ayudando notoriamente a conseguir las metas de la campaña. Suscribiendo las palabras de su fundador, quiero que la Fundación Olivares sea de toda la sociedad malagueña, andaluza, española, incluso del mundo. Porque el cáncer infantil no solo ocurre en Málaga, ocurre en cualquier lugar del mundo.

Andrés Olivares, Fundación Olivares ByeFile

4) ¿Cómo ayuda ByeFile con su destrucción certificada de documentos a asociaciones como Fundación Olivares?

Mensualmente, ByeFile presta un servicio solidario de recogida y destrucción de documentación confidencial a una entidad del tercer sector de Málaga. Una de las primeras asociaciones a las que se prestó este servicio solidario fue a Fundación Olivares. Andrés Olivares recuerda que en aquel entonces nos echasteis una mano importante porque ya sabemos que con la ley de protección de datos toda la documentación tiene que ser destruida. A nivel de espacio, recuperamos gran parte del mismo, un aspecto importante si se tiene en cuenta que nuestras instalaciones son relativamente pequeñas.

Sin lugar a dudas, recomiendo ByeFile a otras asociaciones. Todas las personas que han aparecido en mi vida, que han querido aportar su granito de arena y acompañarnos en camino como ByeFile, creo que están perfectamente cualificadas y dotadas para hacerlo con cualquier organización sin ánimo de lucro.

Más información sobre Fundación Olivares



Deja una respuesta

Necesita ayuda? Hablemos o llámenos de forma gratuita al 900 670 006